• Participan ganaderos ubicados en las microcuencas priorizadas del río Chinchiná
  • PSA por regulación hídrica y calidad de agua

    Foto: Corporación Cuenca Chinchiná

Con una gira a la Finca Bélgica en el municipio de Neira (Caldas) inicia la implementación del esquema de Pago por Servicios Ambientales -PSA hídrico a largo plazo, estrategia que hace parte del Fondo de Agua para la cuenca del Río Chinchiná “Vivo Cuenca”, en donde el Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible, a través de su aliado The Nature Conservancy -TNC, tendrá a su cargo el acompañamiento técnico para el año 2018 y 2019 tomando como base las lecciones aprendidas con la implementación del PSA por carbono y biodiversidad que ejecuta desde 2011. (Ganaderos recibieron incentivo por la prestación de servicios ambientales en fincas ganaderas)

Con esta estrategia se busca promover la recuperación y conservación de los procesos ecológicos relacionados con los servicios ecosistémicos de regulación hídrica y calidad de agua (disminución del aporte de sedimentos) en áreas y ecosistemas estratégicos de la Cuenca del rio Chinchiná.

Foto: Corporación Cuenca Chinchiná

El evento contó con la participación de alrededor de 50 personas propietarios de predios ubicados en las microcuencas priorizadas, representantes del Comité de Ganaderos de Caldas, SENA, la alcaldía de Manizales y Corpocaldas, quienes evidenciaron un ejemplo de prácticas ganaderas sostenibles a replicar en la Cuenca del río Chinchiná.

La Finca Bélgica viene desarrollando con éxito el establecimiento de diferentes tipos de sistemas silvopastoriles, implementación que contó con la asistencia técnica de CIPAV, otra institución aliada del Proyecto, logrando en tres años pasar de tener un potrero con cuatro vacas a un sistema de rotación por franjas con quince vacas en la misma área. Actualmente la finca cuenta con 20 hectáreas en árboles dispersos en potreros, sistema silvopastoril intensivo, cercas vivas y bancos de forraje.

Actividades como ésta buscan incentivar a actores participantes y a productores ubicados en el área de influencia a mejorar sus prácticas tradicionales y conservar sus bosques y humedales a través de la implementación de ganadería sostenible; es decir, a través de la integración de sistemas silvopastoriles a su producción ganadera, el desarrollo de buenas prácticas y la adopción de tecnologías.

Foto. Corporación Cuenca Chinchiná

The Nature Conservancy, en el marco de sus compromisos con la alianza del proyecto Ganadería Colombiana Sostenible, ha trabajado desde el 2013 en el diseño de esquemas de Pago por Servicios Ambientales -PSA hídricos e incluirá esta iniciativa dentro del Plan de Escalamiento de Fondos de Agua.

El Fondo de Agua para la cuenca del río Chinchiná en Colombia “Vivo Cuenca”, es un instrumento de gestión financiera conformado en noviembre de 2017 y está integrado por la Empresa Metropolitana de Aseo -EMAS, CHEC grupo EPM, Aguas de Manizales y la Corporación Autónoma Regional de Caldas, con el objetivo de contribuir a la recuperación ambiental del territorio de la cuenca del río Chinchiná

El Proyecto Ganadería Colombiana Sostenible ha sido diseñado por una alianza entre el Fondo para el Medio Ambiente Global –GEF, el gobierno del Reino Unido, la Federación Colombiana de Ganaderos –FEDEGAN, The Nature Conservancy -TNC, Fundación Centro para la Investigación en Sistemas Sostenibles de Producción Agropecuaria -CIPAV y el Fondo para la Acción Ambiental -FA, bajo la supervisión del Banco Mundial.

Surge con el fin de buscar que la actividad ganadera contribuya a la conservación, recuperación y uso sostenible de la biodiversidad; así mismo, incidir en el mejoramiento de los indicadores productivos y de rentabilidad a partir de la reducción de las principales limitantes para la adopción de prácticas sostenibles de uso del suelo, beneficiando de esta manera tanto a ganaderos como al medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *